«Para escribir un buen libro no considero imprescindible conocer París ni haber leído el Quijote. Cervantes, cuando escribió el Quijote, aún no lo había leído» Miguel Delibes

Carrito

El Retrovisor

Un paseo emocional por la memoria

(14 valoraciones de clientes)

15,00

Sin importarte demasiado el qué dirán o qué opinarán de él, «El Retrovisor» ha decidido abandonar eventualmente su apacible refugio en internet y salir a la calle en forma de libro dispuesto a contarlo todo o, mejor dicho, a recordarlo todo o «casi» todo.

El retrovisorPara ello, se ha vestido con sus mejores galas blogueras, o sea, con una selección de «prendas» personales extraídas del blog, en las que es posible revivir historias y anécdotas que se remontan a un tiempo no tan lejano, al menos en la memoria sentimental de su autor, José Molina Melgarejo (Granada 1956).

El resultado de esta «intrépida» experiencia callejera, de este «paseo emocional por la memoria», es un libro ilustrado en el que José Molina relata en primera persona recuerdos sencillos pero inolvidables sobre cómo era para él la vida cotidiana, especialmente en los años 60. Es decir, cómo eran las «cosas de casa», al calor del brasero, a la espera de una conferencia a cobro revertido o del «terrorífico» practicante; la barbería del «corto y a raya», la seductora panadería de Doña Concha, la droguería de olor indescifrable o la tienda de ultramarinos de Don José, la más concurrida del barrio; las patrióticas clases de historia en el colegio solo para niños o solo para niñas, de latín, siempre con mucha «patientia nostra», de gimnasia con o sin plinto, o de francés «au claire de la Lune»…

refugioDesde la distancia, a veces más cercana de lo que parece, tampoco falta la evocación a las tardes de futbolín o a aquellos juegos infantiles para todos los gustos y géneros, ya fueran «reunidos» o armados de chapas, cromos, canicas, tacones, tabas, combas o bonis; a las sofocantes vacaciones de verano, a la dulce y alegre Navidad al compás del «Tamborilero» o a la Semana Santa de pasión y penitencia; a los lacrimógenos seriales radiofónicos o a los programas de televisión tolerados para todos los públicos; a las inolvidables canciones de Karina, Los Brincos, Mike Ríos o Gigliola Cinquetti que podían escucharse en uno de aquellos discos sencillos de 45 rpm; a la apasionante «aventura de leer» tebeos, revistas audaces, novelas ilustradas, enciclopedias o fascículos, de ir al teatro de la mano de Don Juan Tenorio o de Celia Gámez a una de sus revistas musicales «subiditas de tono»; a los cines de estreno o de sesión continua y las películas del Oeste, de aventuras o «de risa» que cada semana se proyectaban en ellos; a las emocionantes tardes futboleras de domingo pegados al transistor o a las emergentes estrellas del atletismo, el boxeo o el motociclismo… Sin olvidar, por supuesto, los obligados viajes a Palomares, a Gibraltar o a la Luna y, de paso, comprobar que, en efecto, el turismo es un gran invento y que se cumple a rajatabla lo de mantener limpia España, que buena falta le hacía.

el retrovisorEn este paseo sentimental de 304 páginas, el lector tiene a su alcance cien breves pero emotivos relatos, distribuidos en diez apartados diferentes, para poder reactivar su memoria, sellarla para siempre o volver a guardarla en el baúl de los recuerdos. Historias todas ellas narradas con un tono afable y desenfadado, no exento de una cierta nostalgia a flor de piel. Recuerdos, como señala el propio autor, «que nos pertenecieron durante un tiempo y que, de algún modo, nos siguen perteneciendo, porque sin ellos sería difícil escribir el corto o el largo relato del camino que hemos recorrido hasta ahora».

Editorial

14 valoraciones en El Retrovisor

  1. Sara

    Simplemente maravilloso

  2. Sandra

    un viaje por la memoria

  3. Isabel Castro

    Qué recuerdos!!!!
    Me ha encantado el libro; su manera de describir la vida de entonces me ha hecho revivir hermosos recuerdos.

  4. Laura

    Me ha gustado mucho el libro, es un gran autor, lo recomiendo!

  5. Laura

    Es un buen libro de un buen autor, lo remiendo 100%!

  6. Marta

    Me ha encantado, lo recomiendo al 100%.

  7. Andrea

    Es increíble como describe cada momento y como lo expresa en cada palabra. Lo recomiendo muchísimo.

  8. Cristina Inglada

    Preciosos recuerdos, excelentemente descritos. Un placer de lectura!!

  9. Maria Dolores Pérez

    Me ha encantado. Revivi ese pasado tan querido. Se lo regale a mis hijos.

  10. Esther

    Maravilloso!!! Me ha encantado y lo recomiendo de verdad. Magistralmente escrito es capaz de hacernos vivir y sentir al máximo detalle de las vivencias de nuestro pasado.

  11. alejandro

    Toda una delicia de lectura que te hace viajar al pasado como si de una máquina del tiempo se tratase.

    Súper recomendable!

  12. daniel

    Increíble!!! muy ameno y divertido. No es de mi época pero es muy interesante trasladarse a esos tiempo y aprender, era todo tan inocente!

  13. Inmaculada Puche

    El Retrovisor es un libro de recuerdos, de mirar para atrás y de sonreír cuando van apareciendo fotografías que rememoran infancia, juventud. Es un libro de cabecera para disfrutar despacio y recreando tu propia historia.

  14. Eva Frutos

    Es difícil no dejarse arrastrar por el estilo inconfundible de José Molina. En este libro teje los recuerdos de una generación (o de varias) con la deliciosa fluidez de su prosa, su gran sentido del humor y el respeto hacia la sensibilidad del lector.

    Habla del pasado con sutiles referencias al presente. Hilvana el rigor documental con la narrativa costumbrista, muy atento al detalle.

    Destila familia, sentimientos, alegría, nostalgia. ¡Qué de emociones atesora “El retrovisor”! Y con qué sutileza nos las desvela su autor a través de cada objeto, festejo, situación, dentro de su espacio, en su tiempo y contexto… Y todo ello acompañado de entrañables imágenes.

    Gracias, Pepe, por hacernos revivir aquellos años con una sonrisa.

Añadir una valoración

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

«El destino de muchos hombres dependió de haber o no haber habido una biblioteca en su casa paterna» Edmondo de Amicis