«Para escribir un buen libro no considero imprescindible conocer París ni haber leído el Quijote. Cervantes, cuando escribió el Quijote, aún no lo había leído» Miguel Delibes

Carrito

-5%

Cuando fuimos héroes y otros cuentos

Un abanico de personajes sigue el periplo del héroe arquetípico donde surgen los principales ritos de paso de la humanidad

17,10

Cuando fuimos héroes está conformado por diecisiete relatos que giran en torno a la idea del héroe desde una perspectiva actual.

otros cuentosLos protagonistas de este libro de cuentos, prologado por Diego Medrano, transitan por los mismos caminos que lo hicieron los héroes clásicos, sin citarlos, porque no deja de ser una actualización de los mitos que casi todos conocemos y pocas veces reconocemos en nuestros actos cotidianos. Así, por ejemplo, de la misma manera que Ulises fue tentado por las sirenas, cualquier persona de nuestros días siente a diario infinidad de reclamos materiales y emocionales, desde la publicidad más agresiva hasta la sonrisa más inocente (o no) que nos puede sorprender en un paseo por la ciudad.

Sirva como ejemplo el cuento en el que un mal estudiante, obligado a preparar en una academia veraniega las asignaturas suspendidas durante el curso, se encuentra en un paso de peatones con una muchacha extranjera que le va a cambiar la vida, de una forma similar a las tentaciones y hechizos de los que fue objeto Ulises por parte de Circe o Calipso. U otro relato en el que un niño descubre que su madre es una prostituta y su padre un cobarde, algo parecido a la fatalidad de Edipo con el destino.

Cuando fuimos héroes
Firma de ejemplares en la librería Cervantes de Oviedo (Asturias – España)

Además, los personajes de los relatos de Murias también desean alcanzar una Ítaca añorada (o idealizada) y al igual que Ulises, contemplan maravillas y, sobre todo, se enfrentan a sus propios monstruos. Algunos consiguen su objetivo, pero los más se quedan en el camino para continuar soñando con un pasado que jamás volverá.

Los mitos modernos también tienen su trasunto en esta obra. El de Don Juan, pero en su variante femenina de femme fatale, está presente en los dos primeros relatos: «Saurios soñadores» y «Las amargas lágrimas de doña Rufina de Robledo». Y al romántico Fausto lo encontramos en «En el camino», cuando el que va a morir está ante el último jinete del Apocalipsis, ante la dama de verde, semejante al pacto entre Fausto y Mefisto, en que el humano implora vivir más tiempo.

Anhelos y temores clásicos y, por ello perennes, renovados por Murias en Cuando fuimos héroes y otros cuentos.


En la búsqueda de personajes por todos los estantes donde se amontonaba la historia de la literatura noté la falta de heroínas. Es verdad que había algunas mujeres, pero eran pérfidas (Salomé), hechiceras (Circe), asesinas (Medea), infieles (Helena), pasionales (Carmen) e ingenuas (Pandora). Para suplir esta carencia tan esencial tuve que echar mano de la femme fatal, que representa a la perfección no solo el papel de heroína, también la idea de aventura, libertad, encuentro, miedo y todas las tentaciones que el mundo pueda ofrecer.

Zenda

Todos los cuentos de Armando Murias Ibias vencen el ruido social por la autenticidad humanista. Tal vez sea la ecuación luminosa: nos salvamos por la ética, de uno en uno, y entonces se consigue el ascenso de todos, la moral verdadera, pero no al revés (del mogollón al yo). 

El Imparcial

Le gusta a Murias, que fue primero ayudante minero, camarero y mecánico de camiones antes enseñar Literatura en el IES Alfonso II de Oviedo, situar a sus personajes en este tiempo actual de tantas conmociones, aunque también explora otros tiempos más nebulosos. Hay bajo la piel de su espléndida prosa la esencia de la buena literatura de Borges o Cortázar, pero también la visión cinematográfica del mejor Kubrick o los hermanos Coen. 

Verónica Viñas – Diario de León 

Los héroes clásicos nos parecen lejanos y utópicos (como Ulises en la Odisea), pero cada uno de nosotros estamos siguiendo su mismo camino. Cuando nos encontramos con gente en un semáforo, podemos sentir las mismas tentaciones que tuvo Ulises con Circe o con Calipso en su periplo por las islas del Jónico. Y qué decir de la publicidad en nuestros días, nos intenta atraer de igual manera que las sirenas que trastornaban las cabezas de los marinos que pasaban a su lado entre Caribdis y Escila.

Elescritor.es

Editorial

Ilustradores

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Cuando fuimos héroes y otros cuentos”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

«El destino de muchos hombres dependió de haber o no haber habido una biblioteca en su casa paterna» Edmondo de Amicis