Palabras

10,40

Esta es una invitación a conocer a una de las mayores poetas europeas del siglo XX

Categoría: Etiqueta:

Descripción

Con esta selección de poemas de Antonia Pozzi, una de las plumas más reconocidas de la literatura moderna italiana, traducidos por Carlos Vitale, Las nueve musas ediciones estrena la colección Nueve Musas Poesía.

Carlos Vitale (Buenos Aires, 1953) es Licenciado en Filología hispánica y Filología italiana.

Ha publicado Unidad de lugar, Descortesía del suicida, Cuaderno de l’Escala / Quadern de l’Escala (fotografías de Jaume Salvat, ilustraciones de Marc Vicens y prólogo de Carles Duarte), Fuera de casa, El poeta más crítico y otros poetas italianos y Duermevela. Asimismo ha traducido numerosos libros de poetas italianos y catalanes: Dino Campana (Premio de Traducción “Ultimo Novecento”, 1986), Eugenio Montale (Premio de Traducción “Ángel Crespo”, 2006), Giuseppe Ungaretti, Sergio Corazzini (Premio de Traducción del Ministerio Italiano de Relaciones Exteriores, 2003), Umberto Saba (Premio de Traducción “Val di Comino”, 2004), Joan Vinyoli, Mario Luzi, Amelia Rosselli, Sandro Penna, Antoni Clapés, Joan Brossa, Antònia Vicens, Carles Duarte, Josep-Ramon Bach, etc.

En 2015 obtuvo el VI Premio José Luis Giménez-Frontín por su contribución al acercamiento entre culturas diversas. Reside en Barcelona desde 1981.

palabras

Antonia Pozzi se suicidó en 1938 en Milán, donde había nacido en 1912, hija de una condesa y un prestigioso abogado de la alta sociedad.

El padre, quizá sintiéndose culpable por haberse opuesto a su relación con un joven profesor de instituto, considerado indigno de tan noble familia (lo cual, sumado a sus problemas de salud, la precipitó aún más, si cabe, en la depresión y la soledad), recopiló y publicó su poesía, que ella se había negado (¿pudor?, ¿inseguridad?) a dar a conocer en vida. Así, en 1939, apareció, en edición privada, su libro Parole (Palabras). Sin embargo, el padre no pudo evitar corregir e incluso eliminar, a su gusto, los versos, en resumen, purgarlos de cuanto no consideraba irreprochable o virtuoso.

Por fortuna, las ediciones posteriores devolvieron los textos a su versión original, hasta llegar a la de 1964, considerada definitiva. Desde entonces, las reediciones y traducciones han sido innumerables. Esta es una invitación a conocer, pues, a una de las mayores poetas europeas del siglo XX.

Que la juventud o la precocidad de la autora no llame a engaño.

Palabras

AutorAntonia Pozzi
PortadaVer portada
EditorialLas nueve musas ediciones
Año2020
Nº de páginas117
ISBN979-8623168443

Antonia Pozzi

Antonia Pozzi

Antonia Pozzi nació el 13 de febrero de 1912 de padres muy importantes en Milán en ese momento: su padre Roberto es un abogado brillante apreciado por el régimen; su madre, Carolina (llamada Lina) Cavagna Sangiuliani di Gualdana, una aristócrata de antiguo linaje, además de un bisnieto de Tommaso Grossi. Por lo tanto, Antonia vive en un ambiente rico y refinado, lo que le permite integrar su estudio con frecuentes viajes a Italia y al extranjero, y con la práctica de varios deportes, especialmente el alpinismo favorito.

En el Liceo Ginnasio Manzoni se enamora de su profesor de latín y griego, el gran clasicista Antonio María Cervi; pero la relación con él, que comenzó en 1930 (después del traslado del maestro a Roma), fue rechazada por la familia Pozzi, hasta una interrupción forzada en 1933. Sin embargo, el profundo dolor que se deriva de él, y que marcará toda su vida, se vuelve un impulso a la intensificación de la actividad poética, que comenzó a principios de 1929.

...

A partir de mediados de los años treinta, Antonia Pozzi comenzó a frecuentar, con Vittorio Sereni, Dino Formaggio y otros amigos, los melancólicos suburbios milaneses de Piazzale Corvetto y Porto di mare, donde conocía una realidad de miseria, que, oculta por el triunfalismo fascista era desconocido para ella, lo que suscita una creciente y profunda participación en ella. En ese momento también entró en contacto con un serpentino, aunque todavía no delineado, antifascismo. Estas nuevas experiencias le permitieron abrir su poesía, que siempre ha revelado un encuentro generoso con el mundo exterior, a la realidad histórica concreta de su tiempo, llegando, además de acentos de denuncia social, a expresar una fuerte consternación por las guerras de Etiopía y España, que consideró con vistas a la muerte, en lugar de la retórica patriótica.

Dolorosamente demostrado por los asuntos personales (en particular por una última derrota afectiva), pero también por la subestimación de su poesía en el entorno cultural de referencia y por el oscurecimiento de la atmósfera política, sobre todo por las leyes raciales que obligan a escapar de Italia. sus amigos Treves: se suicidó en diciembre de 1938, a la edad de veintiséis años, en la abadía de Chiaravalle, pidiendo en el último mensaje a sus padres que lo enterraran en el cementerio de Pasturo, donde aún descansa a los pies de su amado Grigne.

...

nota biográfica de Graziella Bernabò

ver completa en Palabras/mujeres

Ver todos los libros del autor

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Palabras”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

También te recomendamos…