«Para escribir un buen libro no considero imprescindible conocer París ni haber leído el Quijote. Cervantes, cuando escribió el Quijote, aún no lo había leído» Miguel Delibes

Carrito

En busca de mi otro yo

 Muchas veces, el comportamiento del personaje, como el de cualquier otro hombre, es ajeno a su voluntad, y sus consecuencias están marcadas por varios factores, entre ellos, la publicidad con sus mensajes subliminales

13,82

La historia de esta novela nos muestra a su personaje principal, José Luis Perales, que es alejado de los escenarios por los medios de comunicación y por un atentado intangible.

Una compañía multinacional de inteligencia artificial, que cuenta con un grupo de científicos e intelectuales que acaban de construir la última generación de robots que leen el pensamiento, logrará su objetivo; destruir su carrera artística y, alejarlo de los escenarios, usando la publicidad.

Los pensamientos negativos destruyen a la persona. Y solamente sentirse escuchado, comprendido, amado puede revertir cualquier patología humana, sobre todo, cuando se trata del desequilibrio emocional.

La historia nos mostrará que si tú quieres mejorar a una persona, solo tienes que ayudarle a convencerse y cuando la quieres destruir, basta con mala reputación para lograrla a convencerla que su esfuerzo es inútil.

En esta novela podemos atisbar, que lo que afecta al hombre, no son los hechos en sí, sino más bien las consecuencias de la interpretación de los pensamientos de esos hechos.

Habrá que esperar hasta el final para saber si José Luis podrá salir de ese lugar oscuro y cobrar vida. Si volverá a los escenarios, si su público le devolverá la confianza y el amor hacia él después del atentado intangible, sin testimonios, donde se da la lucha entre los medios de comunicación con la última tecnología invisible al ojo humano.

Editorial

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “En busca de mi otro yo”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

«El destino de muchos hombres dependió de haber o no haber habido una biblioteca en su casa paterna» Edmondo de Amicis