«Para escribir un buen libro no considero imprescindible conocer París ni haber leído el Quijote. Cervantes, cuando escribió el Quijote, aún no lo había leído» Miguel Delibes

Carrito

Blanca como la espuma

Blanca como la espuma es una historia de superación y esperanza.

10,40

Genoveva es la maestra de una escuela de niñas pobres en la pequeña ciudad de Villa del Cerro, donde vive con su hija

Encarnación, su fiel criada.

Su día a día transcurre con placidez hasta que recibe un telegrama: «Genoveva, vuelve. Rafael se muere y quiere veros». Es su prima Virtudes la que la reclama tras dieciocho años sin saber nada de su familia; un mensaje que la pondrá en camino hacia un pasado que creía olvidado.

En su viaje a Torrealta repasará su vida, los recuerdos más felices de su primera juventud, como su llegada a España desde París con dieciséis años, la cariñosa acogida de su familia, el verano en Ararat, sus primas, el placer de la amistad, los bailes de sociedad, el despertar del primer amor; pero también le trae a la memoria el recuerdo más doloroso: el descubrimiento de un secreto que la obligó a abandonar su inocencia y su vida acomodada de recién casada.

Blanca como la espuma es una historia de superación y esperanza. Genoveva es una mujer de finales del siglo XIX capaz de sobreponerse a la desgracia y forjarse su propio destino.


Ana Madrigal reafirma en esta, su segunda novela, que este es el indudable territorio literario en el cual se encuentra más cómoda para contar. Su prosa segura y cuidada desmenuza los sentimientos de los personajes como si se tratase de separar los delgados hilos de una tela de trama muy apretada, y con tanta certeza, que con el correr de las frases, la personalidad de los mismos va cobrando vida, sustancia y relieve como si fuesen de carne, hueso y emociones.
La disputa entre lo íntimo y lo externo a Genoveva se percibe en la columna vertebral del argumento y esta tirantez es la que dibuja los trazos gruesos y finos de la sensibilidad del corazón y la conducta ética de la protagonista.

«Blanca como la espuma» es una novela realista en el sentido clásico del término. Su estructura y trama, por consiguiente, se desarrollan sin vulnerar las convenciones o posibilidades del género, más allá de que la autora haya decidido jugar muy inteligentemente con el punto de vista narrativo y el orden cronológico de los hechos de un modo, si se quiere, mucho más moderno o vanguardista.

En cualquiera de las instancias expresivas de la novela (descripción, narración en primera persona, monólogo interior, etc.) la autora hace gala de un cuidadoso manejo de la sintaxis española. Esto no le impide valerse también de citas y canciones en francés, que, por cierto, no afectan en absoluto el hilo de la trama, sino que lo matizan, ampliando así la verosimilitud del universo histórico-cultural evocado.

Las nueve musas 

Editorial

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Blanca como la espuma”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

«El destino de muchos hombres dependió de haber o no haber habido una biblioteca en su casa paterna» Edmondo de Amicis