«Para escribir un buen libro no considero imprescindible conocer París ni haber leído el Quijote. Cervantes, cuando escribió el Quijote, aún no lo había leído» Miguel Delibes

Carrito

-5%

La Cumbre y el Círculo del fuego

15,25 14,49

La Cumbre y el Círculo del fuego es una historia llena de emociones que nos conduce, a través del personaje principal, a una serie de situaciones insólitas.

A Granciano Benítez, un clarividente que vive embaucando personas a través de sus premoniciones, y cuyas sesiones utiliza para seducir a mujeres, un día cualquiera, un ladrón le roba el péndulo e hiere a su madre. Esto lo lleva a enfrentar la violencia y la inseguridad de las calles de Gambote, el pueblo en donde vive. Animado por su padre para enfrentar esta realidad, el vidente sufre un cambio y decide salir a buscar al autor del delito.

Se destacan dos elementos clave en esta historia: la duda y el temor.

Los temores se ven reflejados en las gentes de Gambote, en el clarividente que no desea ser descubierto en la venta de ilusiones y en el miedo de no hallar el péndulo. Están en el alcalde Pasmenio Del Corral a perder las elecciones o el apoyo de los secuaces; en Ismael Almagro, un director de banco deshonesto; en la maestra Rosario Brochero en su intento por vengarse del alcalde, y en Midas Soro, por no perder el poder del control del dinero.

La duda se presenta como un elemento que unifica y disocia a la vez. La vemos en el vidente que duda del péndulo, y en los demás personajes a los que se enfrenta el vidente: en el comandante de policía y la maestra; en el alcalde que duda de su esposa, y en el abogado Manzano que desconfía del alcalde y de Ismael. El summum de todas las dudas la vemos en el director de banco, Ismael Almagro, que duda de todos.

El evento inicial de la historia se presenta cuando a Granciano Benítez, el clarividente, le roban el péndulo ojo de tigre. En la huida, el ladrón es agarrado por Fidencia Concepción (madre de Granciano) quien lo hace caer y provoca que se le desprenda un botón de la camisa que cae al jardín. El ladrón hiere a Fidencia. Benancio Benítez (padre y mentor del vidente) que sufre de amnesia, lo convence de salir a enfrentar la realidad y de buscar el péndulo y dar con el asesino. Para conseguirlo, tiene que enfrentar una ciudad desconocida: Gambote, sumida en la inseguridad y la violencia y dominada por una red organizada por la delincuencia y liderada por el director del banco, Ismael Almagro.

En la segunda parte, presenciamos el calvario del protagonista. Temeroso e inseguro, Granciano enfrenta la calle, pero no es sencillo para él. Encontrará obstáculos que se oponen a su objetivo, entre ellos la violencia, la inseguridad y un control férreo de la ciudad por cuenta Ismael Almagro quien representa al poderoso Midas Soro. A esto se suman otros personajes que pertenecen al tenebroso Club del Círculo del fuego.

Granciano encuentra una Gambote distinta, tomada por la corrupción y la inseguridad, y controlada por los villanos que harán cualquier cosa para que evitar que dé con el péndulo.

El clímax se presenta en el edificio en el que se reúne el Club del Círculo del fuego, una organización que busca controlar a los habitantes de Gambote y establecer una base desde donde puedan traficar droga, armas, y medicamentos. Esta base es precisamente la casa de Granciano Benítez, al cual acosan para obligarlo a venderla.

Hay tres momentos en el clímax: El primero cuando Granciano y la maestra Rosario Brochero —que vive su propio drama con el alcalde Pasmenio por la muerte extraña de su padre— asaltan la mansión del alcalde y no encuentran el péndulo, pero si unos documentos y un disco compacto, en el que descubren la existencia del Club del Círculo del fuego.

El segundo se presenta cuando Singo, amigo de Granciano, descubre la existencia de un lugar en la Cumbre en el que se reúne el Club y al que tendrá que llegar el vidente para enfrentar, al lado de la maestra Rosario Brochero, quien busca, a su vez, vengar la muerte de su padre, asesinado en extrañas circunstancias. Esta parte, genera el último momento que plantea un desenlace trágico con el que se le pone fin a la sociedad secreta por un incendio en el interior de la Cumbre.

En este momento, Granciano descubre que el verdadero objetivo del Club es el de desalojarlo de su casa, para montar el punto de acopio y distribución de drogas, armas y de tráfico de personas.

Editorial

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “La Cumbre y el Círculo del fuego”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

«El destino de muchos hombres dependió de haber o no haber habido una biblioteca en su casa paterna» Edmondo de Amicis