Juan Antonio Miranda

Juan Antonio Miranda

Siempre he considerado que lo importante es la obra y su mensaje, no el autor, ya que cuanto menos se sepa de él menos condicionamiento tiene el lector a leer la obra. Podía escribir como hacen muchos políticos y profesionales del engaño que tengo la licenciatura de Filosofía y Letras por la Complutense, diplomas en psicología por la Universidad de Lovaina y estudios en teología por Turingia, pero la realidad es que, teniendo todas las posibilidades, fui un estudiante que estaba más en Babia, ideando historias que desvelando los secretos de los libros de texto.

Con esta disposición, tras terminar a duras penas el pre universitario, no entré en ninguna Facultad. Sí hice unas oposiciones a Hacienda, que no conseguí superar, ya que mis cualidades de seguir en Babia, no se despegaban.

Trabajé, porque no tenía otro remedio, en una multinacional, en la que conseguí llegar a un puesto mediano de administrativo. No lo haría tan mal, ya que cuando me echaron, la Compañía se hundió, o ¿sería más prudente decir que me echaron porque la Compañía se hundía?

Lejos de la obligatoriedad del trabajo, dediqué todo mi tiempo a vivir libremente en Babia, pero para hacerme señalar en el mundillo literario, alguien me comentó que era de interés buscar semejantes en tendencias. No entendí bien a qué se refería. Por si acierto, detallo: Sobre sexo, me gustan las mujeres, en especial la mía. Referentes a deportes, aunque por prescripción médica hago todos los días gimnasia, mi deporte favorito es la siesta, (que recomiendo si viene tras una buena paella bien regada con un excelente vino). De política, gracias, no uso. Por si es de utilidad, diré que de joven dudaba entre Mijaíl Bakunin e Ignacio de Loyola. En relación a la religión, con decir que creo en Dios y que Jesús es de lo más decente que ha venido a este mundo, como digo en mi novela ‘El abedul’, con todos mis respetos no la creo necesaria, especialmente una que me callo. Si tenéis curiosidad algún día podría contarlo, aún a riesgo de que me vistan de butano y me corten la cabeza. Ahora bien, si ese alguien se refería a tendencias literarias, no sé bien qué contestar. Soy muy simple en esta cuestión. Tras leer una novela tengo un breve veredicto: me gusta o me gusta menos. Todas tienen la ilusión y el esfuerzo del autor, y de todas se aprende algo. De más cuestiones, lo dejo a los críticos que son los que entienden.

Juan Antonio Miranda, es un autor en estado puro, que se aleja de cualquier tendencia literaria capaz de lastrar su indefinible estilo personalista.

Mostrando todos los resultados 1

Mostrando todos los resultados 1